Bebés de alta demanda (también llamados bebés de alta necesidad)

Imagen¿Y eso de bebés de alta demanda qué es? ¿Que piden muchas cosas a los Reyes? Noooooooooooooooooooooo!!! ;-PPPP

Comienzo la sección de Bebés y Maternidad con este tema, porque mi pequeña hijita fue uno de ellos, y hasta que descubrimos que se tratan de bebés con características especiales pasaron unos meses y muchas agonías mentales!

Resulta que mi bebota llegó al mundo con los ojos como platos, y durante las 24 horas siguientes siguió así, muy muy despierta… Su papá y yo nos pasamos sus primeras 24 horas en vela, y es que no era capaz de dormir en su cunita, sólo la veíamos cerrar los ojitos cuando estaba enganchada a la teta o en brazos de mamá. Y eso era un anticipo
de lo que nos venía encima. Ahora las que seáis mamás estaréis pensando:”pues como todos los bebés al principio”. Sí, pero es que pasó un mes, pasaron dos meses, y la bebota seguía pidiendo teta cada 20 minutos, otras veces cada hora y lo más que conseguía aguantar era una hora y media como máximo! Y dormir? Ponerla en la cuna era como si la dejásemos en un lecho de brasas, era un llorar-gritar-toser-ponerse roja-ahogarse que nunca cesaba, ni 5 ni 10 ni 15 minutos… Si algún papá/mamá puede aguantar sin cogerle y sin perder los nervios que me cuente cómo lo hace, nosotros no fuimos capaces…Lo intentamos, pero no podíamos, porque acababa con nuestros nervios. Así que ella sólo quería brazos, brazos y brazos. Algo tan sencillo como hacerte un café y una tostada para desayunar era todo un reto… No digamos darte una ducha…

En estas circunstancias, los papás nos atormentábamos pensando: “lo estamos haciendo fatal”. La presión social cuando tienes un bebé así es para tirarse de los pelos: “Será que tienes poca leche” (Pero la bebota coge el peso que tiene que coger, y más). “La estáis acostumbrando a brazos y no quiere otra cosa” … Podréis imaginar que por supuesto, todos los consejos que te puedan dar son con buena intención, pero ayudar, ayudan poco.

Hablamos con otros amigos papás, buscando consejos, buscando soluciones! pero claro, ninguno tenía estos problemas, más o menos sus bebés habían terminado por regularizarse a las pocas semanas de nacer, La mayoría en torno al mes de vida o así. Por tanto, cuando no tienes una experiencia con un bebé de este tipo, normalmente la gente piensa que estás exagerando. Y te sientes muy muy sólo!!

Pero un día, en una de mis múltiples consultas por internet (mientras le daba el pecho o dormía, tenía una mano libre para conectarme con el móvil, por suerte!!) encontré un
foro donde se hablaba de los bebés de alta demanda. Y establecían unas características que una a una, iban describiendo a mi bebota. Y de repente encontré personas que habían pasado por las mismas experiencias que yo estaba pasando. Por fin alguien nos entendía! Comprendimos que nuestra hija tenía unas necesidades más intensas que otros bebés, y nosotros, sus padres, que no teníamos otra motivación en el mundo más que satisfacerlas, nos sentimos consolados . Y comprendimos que no era nada malo que tu bebé quiera estar contigo todo el rato si eso es lo que demanda, comprendimos que los tres juntos podíamos dormir más y mejor y que la peque demandaba menos pecho por la noche si me tenía bien cerquita, comprendimos que mamá es un alimento no sólo físico, sino también emocional, a través del pecho obtienen no sólo nutrientes y defensas, también calor y amor. Y asumimos que serían unos meses intensos, pero que pasarían, nuestro bebé crecería y la vida volvería a tener un ritmo más “normal”. Y sobretodo, y esto es lo que más nos ayudó, comprendimos que nosotros no estábamos haciendo nada malo! No es que a partir de ese momento fuera todo color de rosa, pero nuestra actitud cambió porque estábamos más relajados.

Y esto se extrapola a todos los bebés, aunque no sean de alta demanda: Si un bebé es llorón, no es culpa de sus padres, si no es dormilón, no es culpa de sus padres, si no es tragoncete, no es culpa de sus padres! Cada bebé viene al mundo con unos rasgos físicos definidos, y con unos rasgos “emocionales” también definidos.

Por si alguien que me esté leyendo está pensando… “Esto es lo que me pasa a mí ¿tengo entonces un bebé de alta demanda?”. A continuación os indico las características de
estos bebés tan especiales:

1. INTENSIDAD
Estos bebés ponen más energía en todo lo que hacen: lloran muy alto, comen vorazmente, sonríen con gusto y protestan con más fuerza si sus necesidades no son cubiertas a su satisfacción.

2. HIPERACTIVO
Relacionado con la intensidad arriba referida. Causa hipertonía muscular. Les va por ello muy bien el contacto físico, que les relaja.

3. ABSORBENTE
¿Sientes que tu bebé te “chupa” toda tu energía?

4. MAMA FRECUENTEMENTE
Eso significa que hay días que dudas ¿me habré convertido en un chupete humano? o que puede llegar a mamar cada hora, o cada 20 minutos, o cada… nadie le dijo a este bebé que los bebés maman con regularidad.

5. DEMANDANTE
Si sientes que nunca llegas lo suficientemente rápido junto a él, sus demandas tienen un carácter de “urgencia” exagerada y a las 5 de la tarde todavía no te has podido duchar por atenderle.

6. DESPERTARES FRECUENTES
Un bebé que necesita más de todo menos dormir. Se despierta cada hora, por la noche puede ser desesperante. Y como se te ocurra toser o estornudar allí estará con sus ojitos abiertos.

7. INSATISFECHO
Lo has probado todo y nada funciona ¿seré una madre incompetente? No, estos bebés son así. Tendrás que jugar a prueba y error constantemente. Cuando atines con lo que le pasa, no te olvides de felicitarte.

8. IMPREDECIBLE
Lo que ayer funcionaba hoy ya no sirve . Vuelve a leer el punto anterior y deja de pensar qué estás haciendo mal.

9. HIPERSENSIBLE
Se excita con cualquier cosa. Están siempre en estado de alerta, ruidos normales les sobresaltan. Muy empáticos.

10. PIEL CON PIEL
No les basta con que mamá esté cerca, quieren tocarla, así que quieren brazos, dormir con ella… extraen del entorno el máximo contacto físico posible.

11. NO SE CALMAN SOLOS
No sólo necesitan ayuda para dormirse, como cualquier bebé; también la necesitan para seguir dormidos.

12. SENSIBLE A LA SEPARACIÓN
La canción “Only you” es su tema favorito. Parecen vivir en una eterna fase de angustia de separación.

Si después de leerlos, seguís teniendo dudas, es que NO es de alta demanda. En caso contrario, si creéis estar leyendo la descripción de vuestro bebé y su comportamiento,
entonces, ánimo y a hacerle feliz!! El tiempo pasa muy rápido, y esta situación se va resolviendo a medida que ellos van siendo conscientes de cuanto les rodea, y van
comprendiendo que papá y mamá están ahí aunque no esté físicamente en contacto con ellos.

No obstante, esta es nuestra experiencia, y el único fin de este post es contárosla por si os puede ayudar. Me gustaría aclarar que no somos pediatras, ni tenemos estudios relacionados con este tema, sólo una hija que vino al mundo con muchas, muchas ansias de vivir y que a pesar de los ratos de agobio y nervios que pasamos, se compensan con creces con la felicidad que te devuelven, y no cambiaríamos por nada del mundo ni un sólo minuto de lo que hemos vivido con ella, y de lo que nos queda por vivir!

Si necesitáis más información, podéis consultar alguna web especializada o foros sobre este tema:
http://www.bebesymas.com/desarrollo/bebes-de-alta-demanda-caracteristicas-i
http://www.crianzadealtademanda.com/

Y por supuesto, para cualquier duda, o compartir vuestra experiencia, no dudéis en comentarme y todo lo que yo pueda ayudaros lo haré encantada!

Gracias por leerme y hasta el próximo post!

(Fuente: Foros En Femenino.com – Foto: Blog Mamá en casa)

Anuncios

7 comentarios en “Bebés de alta demanda (también llamados bebés de alta necesidad)

  1. Que bonito prima…….me ha encantado!!! Menos mal que Lucia peque nos salió de “baja” demanda por que si noooooooo………….bbbfffffff!!!!
    De todas formas todo lo mal que lo pases, toda la frustración, todos los cabreos, todas esas horas sin dormir se olvidan con una simple sonrisa de tu peque…. No hay que olvidar que todos hemos sido primerizos para todo alguna vez!!!
    Un abrazo…..

  2. Enhorabuena. Todo muy bien explicado. Me alegro que aportes tu tiempo y conocimiento a las personas que lo puedan necesitar y que este blogg te proporcione más felicidad a tu vida. Besinos.

  3. Pingback: Mi experiencia con la lactancia materna | La vida no es más...

¿Deseas hacer algún comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s