¿Por qué “La vida no es más”?

Una sencilla frase con gran efecto positivo cuando se usa en el momento preciso. Y es que a veces, la vida no es tan complicada como creemos, somos nosotros los que en nuestro intento de ser perfectos en todo lo que hacemos, perdemos la oportunidad de disfrutar de lo más sencillo. Y la vida no es más…

Desde este espacio virtual deseo transmitir un poquito de esa actitud ante la vida y, siempre con mucho humor, compartir temas interesantes, experiencias, opiniones y sugerencias para que podamos sentirnos a gusto siendo imperfect@s, y disfrutemos de la vida sin tantas preocupaciones ni etiquetas!

Cocina, Bebés, Educación, Salud, Moda, Ocio… Tenemos tantas cosas que compartir para hacernos la vida mucho más fácil…

Comencemos con un par deLogo La Vida no es Más ejemplos de uso de esta frase que da nombre a mi blog. Os animo a probarla porque pronunciada en un contexto adecuado, te puede recordar que todo tiene solución y que a veces consideramos como problemas a verdaderas tonterías. Veréis que si la usáis es adictiva!!

Ejemplo 1: Bebé de 9 meses, con premeditación y alevosía, aprende a abrir un potito de frutas (con tapa de rosca)
y como está tan rico decide pringarse manos, pies, barrigota, alfombra, sofá y hasta el lomo del gato que pasaba por
allí… Mamá que vuelve de la cocina y se encuentra con la estampa. ¿Qué hacemos?

  • Gritar (sin decir palabrotas, eh?) persiguiendo al gato para que no contamine el resto de la casa, con la bebota bajo un brazo, la bayeta y la fregona en el otro.
  • Tomarse unos segundos para respirar despacito mientras decimos: La vida no es más… Y unirse a la fiesta del potito!

Ejemplo 2: Se acerca el verano peligrosamente y un año más hemos declarado la guerra al michelín. Ahí estás tú en primera línea del frente, haciendo dieta, llevas semanas comiendo ensalada y pavo-pollo a la plancha. Abres la nevera para buscar tus espinacas y agazapado tras el tupper ataca el enemigo: un chorizo, una de las más peligrosas armas de
destrucción masiva de las dietas. ¿Qué hacemos?

  • Hacemos una llave de judo al chorizo para ocultarlo de nuevo al fondo de la nevera mientras se nos saltan las lágrimas por tener que volver a comer espinacas otra vez.
  • Nos tomamos unos segundos para respirar, y decimos: La vida no es más… Y nos preparamos un bocata de chorizo de los que te hacen saltar las lágrimas de felicidad.

(Historias basadas en hechos reales, cualquier parecido con la realidad es totalmente cierto!)

Ejemplos de NO USO: cuando pierda el equipo de fútbol de vuestra pareja, es mejor dejar pasar un tiempo prudencial… Hacedme caso…

Seguro que no tardaréis en darle uso, porque la vida está llena de este tipo de situaciones triviales que tendemos a dramatizar. Es evidente que no es la frase en sí lo importante, sino nuestra actitud al pronunciarla, pensando de verdad lo que decimos, lo que nos ayudará a minimizar las dificultades cotidianas, y evitaremos así sentirnos arrastrados por la espiral del negativismo y disfrutar de una energía más sana y positiva.

Os dejo por hoy, tengo mucha plancha pero… La vida no es más!

Ya me contaréis!

Anuncios

¿Deseas hacer algún comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s